Técnica de la cadena

Mantenimiento

El mantenimiento de una transmisión por cadena es muy simple ; hay que comprobar:

  • las condiciones de montaje,
  • la eficacia de la lubricación.

Comprobaciones periódicas:

  • La instalación geométrica y en particular la alineación de los piñones y el desgaste de los dientes
  • El estado
  • e la cadena, particularmente para detectar signos de deterioro por frotamiento indicando una mala geometría de la instalación o contactos intempestivos con piezas de la estructura y para determinar su grado de desgaste:

→ El desgaste de las articulaciones de la cadena sea por una medida directa de su longitud (instrumento de medida o regla de control), o sea por estimación, o por medida de su flecha o por desplazamiento del dispositivo de tensión,
→ El desgaste de las placas de las cadenas de elevación,
→ El desgaste de los rodillos y rodillos salientes.

  • Buscar las causas de las anomalías y rectifique. Si ha de cambiar un piñón o una cadena debido a un excesivo desgaste (más de el 2% de longitud de la cadena, más de el 5% en la altura de la placas), mejor cambiar el conjunto cadena/piñones.

ATENCIÓN

Debido a la gran resistencia de sus componentes, la cadena puede perder calidad consecuencia del hidrógeno. Deben evitarse ambientes oxidantes o corrosivos que puedan ser fuentes de emanaciones de hidrógeno. Cualquier ambiente ácido debe ser imperativamente evitado. Las mayores precauciones deben ser tomadas al quitar la grasa de la cadena. Todos los tratamientos superficiales sobre cadenas montadas, y, en particular, tratamientos electrolíticos, deben ser evitados.
Para estos tipos de ambientes, consúltenos para una posible solucion.

sed leo tristique Curabitur ipsum et, porta. ante. mattis Phasellus mi,